Pocas calles emblemáticas de Punta Alta como la calle Bernardo de Irigoyen. Raro nombre también de calle céntrica, en un país donde las arterias principales evocan al fundador o a los “grandes próceres” como San Martín o Belgrano. Y, si nos vamos cien años atrás en el tiempo, Irigoyen tenía un nombre más extraño aún: Transvaal. El por qué de esta denominación se intentará develar aquí.

Primera cuadra de la calle Bernardo de Irigoyen, circa 1920.

Transvaal es una provincia sudafricana. En 1815, cuando Gran Bretaña ocupó la colonia holandesa de El Cabo, sus habitantes marcharon hacia el interior de Sudáfrica a fin de preservar su lengua y costumbres. Se instalaron en la región del Transvaal, donde se convirtieron en granjeros (boer en holandés). Sin embargo, hacia mediados del siglo XIX, se descubren diamantes en esa zona donde habitaban los boers. La inmigración de aventureros ingleses desde El Cabo se hizo inevitable, a tal punto que la población británica equiparó en número a la holandesa. A fin de siglo, la política colonial de Gran Bretaña necesitaba del control de recursos económicos de África y los diamantes de Transvaal y las tierras fértiles provocaron un aumento de la presión inglesa sobre estos territorios. Finalmente, la contienda estalló. Desde 1899 a 1902, la Guerra Anglo-Boer ocupó amplios espacios en los diarios de la época, por su violencia y la heroica defensa boer. Sin embargo, los colonos holandeses finalmente capitularon y Transvaal, junto al resto de Sudáfrica, quedó en manos británicas.

En la época en que se libraban combates en la lejana Transvaal, lo que sería Punta Alta comenzaba a levantarse como pueblo de los obreros de la Base Naval. Como se explicó en la nota anterior (ver nota “Historia de la Avenida Colón.”), las casas se alinearon paralelas a las vías del Ferrocarril del Sur, todopoderosa compañía inglesa.

Edificio donde desde 1932 funciona la relojería La Esfera, Bernardo de Irigoyen 21, año 1939.

En esa época, los Manzoni decidieron contratar un agrimensor para abrir las calles que delimitarían la esquina de su almacén. Una de estas calles era Progreso (futura Colón). La otra, perpendicular al trazado de la vía, llevaba directamente a la estación ferroviaria inglesa. Tal vez como homenaje a la guerra recientemente ganada por Inglaterra, influidos por la nacionalidad de la empresa ferroviaria o por otra razón que desconocemos, esa calle se comenzó a llamar Transvaal.

No obstante, la denominación duró poco tiempo. En el plano presentado en 1906 por la viuda de Carlos V. Bartoli (propietario original de las tierras donde se levantó el pueblo) ya la calle Transvaal figura con su nombre actual.

Edificio de Irigoyen 26, inaugurado en 1934, donde funcionaba la casa de fotografía y relojería “Internacional”. Su propietario fue Rafael Nicoliche, nacido en Montenegro en 1888 y uno de los principales artífices de la Cooperativa Eléctrica de Punta Alta. (foto 1939)

Bernardo de Irigoyen fue un destacado político nacido en 1822 .Fue el gestor del acuerdo de San Nicolás, que sentó las bases para la organización del país. Senador, por dos veces ocupó como titular los Ministerios del Interior y de Relaciones Exteriores. Fue gobernador de la Provincia de Buenos Aires entre 1898 y 1902. Precisamente los años que vieron nacer a Punta Alta.

Bernardo de Irigoyen falleció en 1906 y el cambio de nombre de Transvaal que apareció ese año tal vez haya sido una póstuma ofrenda a la figura desaparecida.

En 1910, quedó el cambio de nombre oficializado por la ordenanza municipal respectiva.

Fuentes:

  • Actas del H. Concejo Deliberante de Bahía Blanca, 1898-1910.
  • COMISIÓN ASESORA PERMANENTE AD HONOREM DE PRESERVACIÓN DEL PATRIMONIO HISTÓRICO CULTURAL Y AMBIENTAL DEL PARTIDO DE C. ROSALES: Informe sobre los orígenes y desarrollo del casco histórico de la ciudad de Punta Alta, mayo 2002.
  • Crespi Valls, Antonio et al.: Gran Album de Punta Alta. 1898-1941, Punta Alta, Ed. Sureña, 1941.
  • Punta Alta. Ayer y Hoy. Album-revista editado con motivo del 33° aniversario de la fundación de Punta Alta. 1898-1931, Punta Alta, s/e, 1931.
Historia de la Calle Bernardo de Irigoyen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *