Prosiguiendo con nuestro imaginario derrotero por la toponimia de las calles céntricas de la ciudad, vamos hoy a detenernos en Rivadavia, arteria de fundamental importancia, ya que a su vera se agrupan no sólo importantes comercios sino los principales edificios de la ciudad: el Banco de la Nación Argentina, el Teatro Colón, la iglesia  María Auxiliadora, la Municipalidad. Quizá, muchos de nosotros pensemos que la denominación se deba a Bernardino Rivadavia. Pero lo cierto es que el nombre de la calle honra al nieto del primer presidente, el Comodoro Martín Rivadavia.
Víctor José Martín Rivadavia y Villagrán, el futuro comodoro, nació el 22 de marzo de 1852, en Buenos Aires. En 1865 ingresó como cadete al Regimiento de Artillería de Línea, pasando luego a la Escuela Militar. Participó en el final de la Guerra del Paraguay.

Comodoro Martín Rivadavia.

De regreso a Buenos Aires tramitó el ingreso en la marina. A bordo de la goleta «Rosales» partió en una expedición a la costa sud, con el fin de recorrer y vigilar el litoral patagónico hasta Tierra del Fuego. Se destacó como segundo comandante, realizando importantes trabajos hidrográficos y luego fue ascendido al grado de capitán de fragata. En 1888 partió al mando de la corbeta La Argentina en el primer viaje de instrucción de cadetes de la Escuela Naval . Realizó luego una nueva expedición al mando de la misma por las costas patagónicas, efectuando trabajos hidrográficos y de reconocimiento.
Pasó más tarde a hacerse cargo del crucero 25 de Mayo y, comisionado a Europa, y posteriormente fue designado jefe del acorazado San Martín y ascendido, en 1896 al grado de comodoro.
En 1897, se le designó jefe del Estado Mayor y un año más tarde, el presidente Julio A. Roca, le confió el ministerio de Marina.

Calle Rivadavia, donde se observa la caravana automovilísitca con motivo de la inauguración del camino hormigonado entre Punta Alta y Bahía Blanca, 1932.

A su actuación durante su ministerio se debió la obtención de la Ley de servicio militar obligatorio para la Armada.
El 14 de febrero de 1901, luego de una caída accidental, murió el comodoro Martín Rivadavia.
Como era habitual en la época, se le tributaron homenajes que incluían la imposición de su nombre a diversos lugares de la geografía argentina. Tal el caso de la ciudad de Comodoro Rivadavia, fundada nueve días después del deceso del marino, quien había realizado trabajos hidrográficos en aguas próximas a ese poblado.
Cuando falleció el marino, la Punta Alta, en formación no pudo dejar de rendirle homenaje, bautizando con su nombre una de las arterias recientemente abiertas y que ya en el primer plano de 1903-1905 figura como hoy la conocemos.

Fuentes:

  • Actas del H. Concejo Deliberante de Bahía Blanca, 1898-1910.
  • COMISIÓN ASESORA PERMANENTE AD HONOREM DE PRESERVACIÓN DEL PATRIMONIO HISTÓRICO CULTURAL Y AMBIENTAL DEL PARTIDO DE C. ROSALES: Informe sobre los orígenes y desarrollo del casco histórico de la ciudad de Punta Alta, mayo 2002.
  • CRESPI VALLS, Antonio et al. : Gran Album de Punta Alta. 1898-1941, Punta Alta, Ed. Sureña, 1941.
  • Punta Alta. Ayer y Hoy. Album-revista editado con motivo del 33° aniversario de la fundación de Punta Alta. 1898-1931, Punta Alta, s/e, 1931.
Historia de la Calle Comodoro Rivadavia.

3 pensamientos en “Historia de la Calle Comodoro Rivadavia.

  • octubre 17, 2017 a las 5:11 pm
    Enlace permanente

    A pesar de que ase 70 años naci en Rivadavia 724,donde hasta ase 4 meses vivio mi madre tenia en mente que se llamaba Rivadavia por Bernardino,Gracias a esta publicacion me entero que es Comodoro Rivadavia.

    Responder
  • octubre 18, 2017 a las 12:37 am
    Enlace permanente

    Muy buena la reseña!. Los felicito por el trabajo y la dedicación!!!…Saludos a todo el equipo del archivo y hasta pronto.

    Responder
  • octubre 19, 2017 a las 2:30 am
    Enlace permanente

    muy interesante ,la verdad nunca lo habia escuchado y soy nacida en Punta Alta muchas gracias por esta reseña de mi parte y del grupo Inolvidable Arroyo Pareja

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *