“La primera sastrería perteneció al vecino don José Patrignani, que en el presente sigue con el mismo ramo. Este tuvo como local primitivo un ranchito de la calle Progreso, entre Transvaal y Urquiza. Empezó por el año 1903.” Así lo afirmaba José P. Varela, en las páginas del Album Revista Punta Alta, editado en 1931, al hacer un breve resumen de los primeros comercios del pueblo.

Don Roberto Patrignani frente a su máquina de coser, circa 1930.

En efecto, cuando Punta Alta no era más que unas cuantas casas y algún que otro comercio e incluso las principales calles aún ostentaban la vieja nomenclatura, sobre la actual Colón había abierto sus puertas la sastrería “Patrignani”. Su dueño era don José Patrignani, un inmigrante calabrés recién llegado desde Bahía Blanca junto a su esposa Natalia Semorile y su pequeño hijo Roberto.

Aquí tuvo a sus otros hijos, Dante, Celia y Héctor, y se desempeñó con esmero al frente del negocio, el cual posteriormente se trasladó a la calle principal del pueblo, en un local alquilado de Irigoyen Nº 80. En 1930, ya recibido de oficial cortador, se incorporó al negocio Roberto, quien había estudiado en Buenos Aires dos años atrás.

Don José Patrignani, en su sastrería de Irigoyen 80, circa 1915.

Gracias al trabajo, y seguramente a la calidad demostrada por ambos en el oficio, en 1932 “la acreditada sastrería Patrignani” se trasladó a “su amplio y flamante local propio construido en la calle Irigoyen 42”. Pero por aquel tiempo había dejado de ser la primera y la única sastrería del pueblo, debiendo competir con varias más, las cuales, según el censo de la Sociedad de Fomento de 1925, sumaban 9, a las que con los años se agregaron muchas más, llegando a existir 34 en 1953. Todas, y por supuesto también Casa Patrignani, eran de corte civil y militar, dedicándose a la confección a medida de los uniformes de los marinos de la Base Naval como también los trajes para los caballeros, infaltables en cualquier ocasión social de aquella época. “Gozábamos de una cantidad de sastrerías, para lo que era Punta Alta, pero una cantidad extraordinaria, diríamos. Todas, todas de primer nivel, eran sastrerías de corte civil y militar, porque el personal militar también, cuando ascendían a suboficiales se hacían los trajes acá en Punta Alta. Todo eso se perdió…”, recuerda con nostalgia el señor Victoriano Zapatel, que en relación a la sastrería Patrignani agrega: “Era sino la mejor, una de las mejores sastrerías con que contaba Punta Alta. El Sr. Roberto Patrignani era un sastre de primerísima línea…Todas las prendas se hacían a medida[…] con casimires de primerísima marca, en fin, a mi modo de ver era una de las más prestigiosas sastrerías de Punta Alta…”

Roberto Patrigniani en local de Irigoyen 80, 1930.

Con los años, y ya fallecido don José, Casa Patrignani festejó con mucho orgullo las bodas de oro en el rubro. Corría el año 1953. Por ese entonces, cinco empleados se encargaban de coser los trajes, los cuales previamente habían sido prolijamente cortados y armados por don Roberto.

Don Roberto Patrignani en el nuevo local, Irigoyen 42, circa 1932.

Hombre de empuje y gran capacidad de trabajo, siempre estuvo muy vinculado al quehacer puntaltense, formando parte de numerosas instituciones, como el Club Rosario o el Rotary. También participó en política, siendo designado en 1941 Delegado Municipal y llegando a ocupar, en 1960, una banca del bloque de la UCR en el Senado de la Provincia. Comprometido con el desarrollo local, fue vocal, junto a su hermano Dante, de la última Comisión Pro Autonomía Comunal y posteriormente presidente de la Liga de Defensa Comercial e Industrial de Punta Alta, la que bajo su conducción se transformó, en 1946, en Liga de Comercio, Propiedad e Industria, antecesora de la actual UCIAPA.

Finalmente, Casa Patrignani cerró sus puertas en 1963, dos años después de haber fallecido don Roberto.

 

 

 

Fuentes:

  • CRESPI VALLS, Antonio; “Gran Álbum de Punta Alta”; Sureña; Bahía Blanca; 1941.
  • “Punta Alta Ayer y Hoy. Álbum revista editado con motivo del 33º aniversario de la fundación de Punta Alta. 1898-1931”; Punta Alta; s/ed.; 1931.
  • “El Regional”; 21 de enero de 1932.
  • “Revista Punta Alta”; 7 de septiembre de 1935.
  • “Segunda Guía del Partido Rosales”; s/ed.; 1953.
  • Entrevista a Victoriano Zapatel; 16 de octubre de 2003.
“Patrignani”: la primera sastrería de Punta Alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *