El 16 de noviembre de 1913 a raíz de una breve e inesperada afección cardíaca, fallecía en Buenos Aires Abel Julien Pagnard, el ingeniero francés que proyectó el puerto comercial de Punta Alta (Puerto Rosales) y quien fue su más grande impulsor.

Ing. Abel Pagnard (1859-1913)

Pagnard nació en Changé, departamento de Mayenne, (región de País del Loire) el 3 de julio de 1859. Proveniente de una familia trabajadora, logró ingresar a la École Centrale des Arts et Manufactures de París, una de las más prestigiosas de Europa. Allí se recibió de ingeniero civil en 1885. Uno de sus condiscípulos fue Jean Hersent, cuyo padre era la cabeza de la constructora Hersent et Fils, una de las principales del continente europeo, famosa por sus innovaciones técnicas, y donde Pagnard entró a trabajar en 1887. Además de lazos profesionales, lo unió siempre con la familia Hersent una amistad que los años consolidaron.

En la compañía hizo una rápida y destacada carrera profesional. De 1887 a 1891 fue Jefe de Servicios en la construcción del puerto de Lisboa. De 1891 a 1897, director de obras en el puerto de Burdeos (Francia). De 1897 a 1902, Director General de los trabajos en el puerto de Amberes (Bélgica).

Foto en las escalinatas de acceso del chalet de El Saladillo (Rosario), propiedad de la familia Pagnard. En la foto: Robert (Bob); Alanie, la institutriz irlandesa de los niños; André; Abel Pagnard; Jacques; Margarite Moncousin de Pagnard (falta la hija menor, Marie-Antoinette). Rosario, 1905

En 1902 llegó a la Argentina para representar a la empresa en la firma del contrato de construcción del puerto de Rosario, de las que fue hasta 1905 Director General de obras. En sus añois de permanencia en la ciudad santasina, integró sus principales círculos sociales y participó en negocios inmobiliarios, como el desarrollo del barrio Saladillo, donde construyó su residencia.

En 1906 abandonó la empresa por debió a motivos personales, decidiendo trabajar de modo particular, en calidad de perito ingeniero. Fue en esa época que el gobierno argentino contrató sus servicios para el estudio y redacción de los proyectos de ampliación del puerto de Buenos Aires y de un canal entre éste y La Plata.

Por la ley N° 5574 del 15 de septiembre de 1908, el ingeniero Pagnard obtuvo la concesión para la construcción de un puerto comercial en la desembocadura del Arroyo Pareja, en Puerto Belgrano (Punta Alta), y con una profundidad de treinta pies en mareas bajas. La concesión para su explotación duraría sesenta años.

La familia Pagnard: Robert, Marguerite Moncousin de Pagnard, Marie-Antoinette, André y Jacques en Buenos Aires, c. 1909

A partir de 1908 se vinculó con la importante Regie Générale de Chemins de Fer et Travaux Publics, empresa con sede en París y poseedora de vasta experiencia en el ramo, constructora de ferrocarriles en China y puertos en Turquía. El 24 de agosto de 1909, Pagnard terminó por firmar un acuerdo con la Regie mediante el cual le cedía los derechos de concesión como única propietaria. Dicho documento daba al ingeniero francés una participación en los beneficios, además de confirmarlo como ingeniero consultor, encargado de la construcción portuaria y accionista de la sociedad a conformarse. En París, el 23 de enero de 1912 quedó constituida la Compañía del Puerto Comercial de Bahía Blanca, y cuyo directorio estaba integrado, entre otros, por la Régie, la firma Hersent y poderosos bancos franceses. Conforme a lo estipulado, Pagnard ejerció oficialmente, de ahí en más, su puesto de ingeniero consultor.

Pagnard era muy conciente de la necesidad de Argentina de construir puertos en su vasto litoral marítimo, a fin de poder exportar sus requeridas materias primas (cereal, lana y carne) hacia Europa. Por esto confeccionó los planos de un proyecto portuario de gran escala. El sitio, las aguas de Puerto Belgrano, fue elegido por sus inmejorables condiciones para albergar un puerto de gran porte: gran profundidad natural, excelente abrigo contra tormentas, proximidad de la entrada de la bahía y del mar abierto.

El diseño de Pagnard fue el de una terminal portuaria cerealera que sería la mayor de su tipo en América del Sur. Tendría cinco mil metros útiles de muelles (actualmente Base Naval de Puerto Belgrano cuenta con 2000 metros). El puerto estaría dotado con todos los servicios: usina propia, vías férreas, medios de elevación, grandes galpones de depósito y un revolucionario sistema de exclusas que lo harían independiente de las grandes fluctuaciones de marea típicas de la zona y lo mantendría operativo en todo tiempo. Además, tendría dos grandes diques de carena, mayores a los que hoy ostenta la Base Naval de Puerto Belgrano.

Maniobra con remolcadores de los cajones en el Puerto Arroyo Pareja, 1914.

La construcción se realizó en base a un sistema de grandes cajones huecos de hormigón, que se realizaban en la zona conocida como el varadero (frete a la actual cantina del balneario). Se fondeaban en el arroyo y desde allí eran trasladados por remolcadores hasta ubicarlos en el lugar preciso, donde piedras y arena del dragado servían para hundirlos parcialmente. A continuación, sobre la parte que quedaba fuera del agua, se extendía una cubierta de cemento y macadam. .Este sistema permitía ganar terreno al mar en forma rápida y controlada.

Dado el lugar donde se construyó, el puerto fue conocido como Arroyo Pareja, hasta 1947. En esa fecha fue nacionalizado y, en 1948, por un decreto firmado por el presidente Perón, bautizado con el nombre actual de Puerto Rosales.

Puerto Comercial de Arroyo Pareja, 1918. (AGN)

Las obras comenzaron el 14 de junio de 1912. . La prematura muerte de Pagnard , fue un duro golpe a las labores, que perdieron uno de los principales impulsores . Por otra parte, desinteligencias en el seno de la empresa, y el estallido de la I Guerra Mundial en 1914 conspiraron para llevar a buen término la obra, de la que solamente pudo habilitarse un muelle de 300 metros con galpones y cinco grúas eléctricas en 1918. No obstante las dificultades, Arroyo Pareja pudo tener un movimiento relativamente importante en las décadas del 1920 y 1930, gracias al gerenciamiento del Ferrocarril Rosario Puerto Belgrano y la participación de las cerealeras Dreyfus y Bunge&Born.

Además de ingeniero, Pagnard fue inventor y creó novedosos mecanismos para facilitar la construcción de puertos, todos ellos patentados en Francia. Así, inventó un procedimiento para reflotar barcos mediante aire comprimido (empleado en Burdeos en 1896); una válvula de cierre con desmonte automático y cabrestante diferencial para trabajos con aire comprimido (usado en las obras del puerto de Amberes); y un carro automático para el transporte de materiales (que fue utilizado en Burdeos y luego en Rosario y en Arroyo Pareja).

Sus restos descansan en el cementerio de la Recoleta. Desde el 15 de septiembre de 2008, en el marco de la celebración del centenario de Puerto Rosales, el muelle lleva el nombre de Ingeniero Pagnard, en homenaje póstumo al quien fue su promotor.

Trabajo realizado por el Archivo Histórico Municipal de Punta Alta con motivo de conmemorarse el 104° aniversario del fallecimiento del Ing. Abel Julien Pagnard, noviembre de 2017.
Texto e investigación: Lic. Gustavo Chalier

Fuentes:

  • Chalier, Gustavo: “El Puerto Comercial de Arroyo Pareja”, en El Archivo, Año II, Número 4, Punta Alta, septiembre de 2002, pp. 2-9
  • Chalier, Gustavo: “Inversiones francesas para el sudoeste bonaerense”, en Todo es Historia, N° 441, Buenos Aires, abril de 2004, pp.30-38
  • Chalier, Gustavo: “El ingeniero Abel Julien Pagnard, técnico y empresario. Su experiencia en Punta Alta (Argentina)/, en Revista de Obras Públicas, Madrid, Año 157, N° 3513, septiembre de 2010
    (http://ropdigital.ciccp.es/detalle_articulo.php?registro=18999&numero_revista=3513&anio=2010&anio_ini=2010&anio_fin=2011) (ISSN electrónico 1695-4408 )
El Ingeniero Abel Pagnard y su legado, Puerto Rosales.

Un pensamiento en “El Ingeniero Abel Pagnard y su legado, Puerto Rosales.

  • noviembre 16, 2017 a las 3:23 pm
    Enlace permanente

    Excelente nota. Como nativo de Punta Alta no conocía pormenores de la construcción del Puerto Arroyo Pareja, por parte del Ingeniero Abel Julien Pagnard.
    Muchas gracias. Atte Nestor Francisco Sanchez

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *