La lucha por la autonomía

Al tratar el tema de la autonomía municipal de Punta Alta, es decir el largo proceso que conlleva la creación del partido de Coronel de Marina Leonardo Rosales, el 12 de mayo de 1945, generalmente se remarcan los aspectos institucionales: la conformación de las distintas comisiones pro autonomía que se sucedieron, sus ímprobas gestiones ante autoridades provinciales, los medios de prensa que hicieron propia la idea, la oposición de los mandatarios de Bahía Blanca, etc.

El Regional, Nº 2940, 12 mayo de 1945, pág. 1.

Pese a la importancia que tuvieron estos aspectos  institucionales en el proceso desarrollado por cuatro décadas, no debe olvidarse la popularidad con que contó la idea de la autonomía. Generalmente entrevisto como un telón de fondo, en este artículo se pretende rescatar algunas acciones concretas que se vieron en las calles puntalnteses ese 12 de mayo de 1945 y que denotan la adhesión popular a los festejos de ese día.

Para ello, se consultaron ejemplares del periódico local El Regional, fundado en 1924 como trisemanario y convertido en 1941 en diario vespertino[1]. De él, se destacarán algunos apuntes que ilustran el sentir de los sectores subalternos de la ciudad y las expresiones y demostraciones de apoyo a la autonomía que surgieron de manera muchas veces espontánea en el seno mismo de la comunidad puntaltense.

Para poner en contexto estas acciones populares, es menester ahondar un poco en el proceso autonomista y poner de manifiesto la lucha de décadas que fue necesaria desarrollar.

Desde los orígenes mismos de la población de Punta Alta  quedaron muy claras las diferencias  con autoridades comunales de Bahía Blanca, partido al cual pertenecía jurisdiccionalmente. Por ese entonces era muy evidente, la indolencia y el abandono manifestado por las autoridades bahienses para con Punta Alta: calles anegadas, falta de cordón cuneta, carencia de un hospital y de un matadero, deficiente alumbrado público,  mal servicio de limpieza urbana, todos estos eran reclamos que se realizaban  ante el municipio bahiense y que por años tuvieron respuesta no satisfactoria. Por eso no es de extrañar que ya en 1908, apenas diez años después de la fundación de Punta Alta,  se constituyera la primera Comisión Vecinal Pro Autonomía, encabezada por el Dr. Ramón Ayala Torales y que contó con el apoyo de algunos jefes de la Armada y el ingeniero Luis Luiggi, quien ya estaba en Italia luego de dejar la dirección de las obras del Puerto Militar en 1905.

A esta primera comisión se sucedieron muchas más, algunas efímeras y otras con mayor permanencia en el tiempo[2].

El presidente general Edelmiro Farrell en su visita a las nuevas instalaciones del Tiro Federal de Punta Alta. En la foto, aparece rodeado por miembros de la Comisión Directiva, noviembre de 1944.

Finalmente cuando a fines de 1944 el presidente, general Edelmiro J. Farrell, visitó la ciudad de Punta Alta, las aspiraciones autonomistas ya eran conocidas muy bien por las autoridades nacionales. Por esto, a poco de asumir como interventor federal de la provincia de Buenos Aires el Dr. Juan Atilio Bramuglia, se reunió con la recientemente creada comisión pro autonomía, cuyo accionar ya contaba con el respaldo de autoridades de la Base Naval.

Bramuglia visitó la ciudad el 24 de marzo de 1945 y, ante una multitud de más de 7000 personas reunidas en la Plaza General Belgrano, anunció el otorgamiento de la tan ansiada autonomía, cuyo decreto sería firmado en el curso de la semana[3].

El 28 de marzo, Bramuglia firmó el decreto Nº 4870,  que establecía la creación del Partido de Coronel de Marina Leonardo Rosales, nombre elegido por la Comisión Pro Autonomía como homenaje de los puntaltenses a la Armada.

La delegación puntaltense que viajó a La Plata con motivo de la firma del decreto fue recibida por una  multitud, que la recibió enfervorizada y que realizaron una concentración en la plaza Belgrano y una serie de actos el sábado 31 de marzo.

Delegación de cincuenta puntaltenses que fueron a La Plata a explicar a Bramiglia la necesidad de poner rápidamente en funciones a las nuevas autoridades del partido de Coronel Rosales, El Regional, 12 de mayo de 1945.

Este decreto provocó una enérgica repulsa en Bahía Blanca, por lo que autoridades de la vecina ciudad se reunieron con el interventor, requiriendo de él la corrección de algunos límites del nuevo partido. Como consecuencia de esas gestiones, se firmó el decreto Nº 7361, que fijaba el 12 de mayo como fecha de asunción de las nuevas autoridades comunales y que asimismo establecía los límites del municipio.

El sábado 12 de mayo de 1945, fecha que hoy se recuerda como el “Día de la Autonomía”, Punta Alta recibió nuevamente a los funcionarios provinciales, quienes pusieron en funciones al Dr. Carlos Gustavo Gericke  como Comisionado Municipal[4].

La concentración popular del 24 de marzo de 1945

Ya las siete mil personas que recibieron a Bramuglia el 24 de marzo en la plaza del centro puntaltense con pancartas y muestras de algarabía son un indicativo del fervor popular que alentaba la iniciativa autonomista Esas siete mil personas representaban más de un tercio de la población total, si tomamos como base que el Censo Nacional de 1947 estableció en 19.842 el número habitantes de Punta Alta[5].

En las páginas de El Regional se encuentran elocuentes testimonios de estas manifestaciones populares que se dieron lugar luego de las palabras del interventor. Un ejemplo es la famosa foto de Carlos Gericke, presidente de la Comisión Pro Autonomía,  llevado en andas por la multitud por calle Irigoyen luego que Bramuglia anunciase a la población el propósito de otorgar la autonomía a la ciudad. Así fue conducido hasta la recepción de festejos que tendría lugar en el salón  de la Asociación Española[6].

Foto del camión del señor Mansilla, que corresponde a los festejos del 24 de marzo de 1945 y que fue publicada en El Regional el 12 de mayo de 1945.

También se daban muestras de ingenio popular, similar al que se ven en una cancha de fútbol o antes o después de un partido. En ese mismo número de El Regional, hay una foto cuyo epígrafe reza:

“Entre las diversas exteriorizaciones de júbilo que el pueblo de Punta Alta experimentó al tener la noticia concreta de su Autonomía figura este camión alegóricamente adornado con banderas y carteles alusivos. Su propietario señor Mansilla posa frente a la imprenta Palermo propiedad del Sr. Honorio Reguito quien es también un silencioso y esforzado luchador.”[7]

12 de mayo de 1945: acto, banquetes y fútbol

Parte de la recepción en el andén de la Estación Sud de Bahía Blanca a la Comisión Pro autonomía que traía el decreto de creación del partido de Coronel Rosales firmado por Bramuglia. El Regional, 12 de mayo de 1945.

También fue significativa la recepción que tuvo la comitiva de Bramuglia el 12 de mayo. Llegados a la Estación Sud de Bahía Blanca en el tren de las 10.45, las autoridades provinciales fueron recibidas por el Dr. Gericke. Según la crónica periodística,

“Después de los saludos de práctica se organizó una caravana de automóviles que se dirigió hacia Punta Alta. Al pasar por Villa General Arias (…), los funcionarios visitantes recibieron el saludo de los vecinos, que se congregaron para darles la bienvenida.

La caravana se detuvo en el polígono de la Asociación Tiro Federal y Gimnasia y luego de una breve visita a las instalaciones de la entidad, continuó viaje entrando en la ciudad por calle Pellegrini”[8].

A partir de ese momento, los actos oficiales y los homenajes se sucedieron. A las 16.50 dio comienzo al acto formal en el escenario montado en la Plaza Belgrano, donde, según el diario, “desde mucho antes de la hora fijada comenzó a reunirse una enorme concurrencia”[9].

La ajetreada jornada culminó con un banquete ofrecido a Bramuglia, su comitiva  donde, de acuerdo a lo expresado por el Regional, “concurrieron lo más selecto y granado de nuestra sociedad”[10].

Las demostraciones continuaron al día siguiente, domingo, donde luego de visitar la Asociación Bomberos Voluntarios,  Bramuglia fue agasajado con un almuerzo popular.

“a mediodía fue servido en la sala de máquinas del Ferrocarril de Rosario a Puerto Belgrano, cedido al efecto, el almuerzo popular en honor del interventor federal y su comitiva, acto del que participaron unas 3000 personas y transcurrió en un ambiente de gran entusiasmo.

Amenizó la reunión la banda de música de la guarnición de baterías (sic), que ejecutó diversas composiciones”[11].

Bramuglia y comitiva presenciando el encuentro de fútbol Rosario Puerto Belgrano-Sporting, en cancha del primero, 13 de mayo de 1945. Publicada en El Regional, 15 de mayo de 1945.

Terminado el almuerzo, Bramuglia y autoridades se dirigieron a la cancha del club Rosario Puerto Belgrano.

“El interventor dio el puntapié inicial del partido que disputaron los equipos de Rosario y Sporting, por el campeonato Coronel Ramón Estomba, donde su presencia en el field fue ovacionada por espacio de varios minutos”[12].

Luego de una visita al puerto de Arroyo Pareja,

“se organizó la caravana de automóviles que habían de acompañar a los visitantes hasta la estación de Grünbein  para su regreso, caravana que fue integrada por unos cien automóviles que condujeron hasta dicha estación ferroviaria a una gran cantidad de público que inundó los andenes de esa estación de empalme y que con atronadores vivas y salvas de aplausos, despidió con todos los honores al señor interventor, sus ministros y demás autoridades”[13].

Masiva convocatoria a los actos del 31 de marzo de 1945, cuando arribó a la ciudad la Comisón Pro Aiutonomía con el decreto firmado de autonomía rosaleña, El Regional, 3 de abril de 1945.

Conclusión

La Autonomía no fue solamente  un movimiento generado por la élite dirigencial y comercial de la ciudad, sino que tuvo una base de sustentación más amplia, que interesó al grueso de los puntaltenses.

Fueron precisamente los sectores populares quienes motorizaron la lucha, haciéndola suya pues respondía a la defensa de sus interesas comunitarios. Por otro lado, la acción política del conjunto (más allá de las pertenencias partidarias individuales), forjó una conciencia autonomista que ayudó a amalgamar a una población con diferentes orígenes y a constituir un sentido de pertenencia a Punta Alta.

 

Por Lic. Gustavo Chalier.

 

Citas:

[1] Martel, Fernanda: La Autonomía y la gráfica local,  Archivo Histórico Municipal; Punta Alta, 2000.

[2] Reseña histórica de las gestiones en pro de la autonomía comunal de Punta Alta, Punta Alta, 1945, p. 4 y ss.

[3]Cernadas de Bulnes, Mabel: Autonomía”, Punta Alta, Color Graf, 1995, p. 28.

[4] Martel, Fernanda.:”12 de mayo de 1945 Nace el Partido de Coronel de Marina Leonardo Rosales”, en Revista El Archivo, Año III, Nº 6, mayo 2003

[5] Bróndolo, Margarita y Sandra Bazán: Geografía de Punta Alta y partido de Coronel Rosales : el espacio geográfico, potencialidades y restricciones, Bahía Blanca : EdiUNS, 2000, p, 101.

[6] El Regional, 12 de mayo de 1945, p. 4

[7] El Regional, 12 de mayo de 1945, p. 5

[8] El Regional, 15 de mayo de 1945, p. 4

[9] El Regional, 15 de mayo de 1945, p. 4

[10] El Regional, 15 de mayo de 1945, p. 4

[11] El Regional, 15 de mayo de 1945, p. 5

[12] El Regional, 15 de mayo de 1945, p. 5

[13] El Regional, 15 de mayo de 1945, p. 5

 

Fuentes:

  • Bróndolo, Margarita y Sandra Bazán: Geografía de Punta Alta y partido de Coronel Rosales : el espacio geográfico, potencialidades y restricciones, Bahía Blanca : EdiUNS, 2000.
  • Cernadas de Bulnes, Mabel: Autonomía”, Punta Alta,  Color Graf, 1995.
  • El Regional, Punta Alta, abril y mayo de 1945.
  • Martel, Fernanda.:”12 de mayo de 1945 Nace el Partido de Coronel de Marina Leonardo Rosales”, en Revista El Archivo, Año III, Nº 6, mayo 2003.
  • Martel, Fernanda: La Autonomía y la gráfica local,  Archivo Histórico Municipal; Punta Alta, 2000.
  • Reseña histórica de las gestiones en pro de la autonomía comunal de Punta Alta, Punta Alta, 1945.
12 de mayo de 1945: la Autonomía, manifestación popular puntaltense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *