En 1910 cuando los hermanos Isidro, Obdulio y Manuel Bargueño, inmigrantes españoles, abrieron las
puertas de su tradicional tienda, ubicada en la esquina de Bernardo de Irigoyen y Roca. Eran dueños
también de otra similar en Ingeniero White, luego casa matriz de las sucursales de Coronel Suárez y
Coronel Pringles, fundadas con posterioridad.
En un principio, la tienda establecida en nuestro pueblo se llamaba Los Hermanos, para transformarse
luego en Bargueño Hermanos.
Se caracterizaba por sus insuperables ofertas, dirigidas mayormente a las familias de los suboficiales y
civiles de la Base Naval, y sus créditos amplios y accesibles.
Abarcaba amplios rubros como zapatería, perfumería, colchonería, mercería, tejidos e indumentaria
para damas, niños y caballeros, anexando posteriormente la sección mueblería.
En 1934 la firma pasó a titularse Casa Bargueño, transformándose en sociedad de responsabilidad
limitada.
A la vez, el antiguo edificio fue sometido a profundas reformas y ampliaciones, reinaugurándose el lunes
8 de abril de 1935 con sus secciones, distribuidas en las dos plantas con las que ahora contaba el
inmueble, que además presentaba extensas estanterías, vitrinas y vidrieras de exposición. La tienda
cerró el 28 de febrero de 1968. Posteriormente, allí funcionó la ferretería Casa Beder y en los 80 la librería
Impresur. Más recientemente en el local estuvo la sucursal de la casa de electrodomésticos Lucaioli y
actualmente está ocupado por un local de ropa deportiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *