El Estado nacional estaba interesado en la erección de un puerto comercial en la bahía Blanca. Pero la escasez de recursos determinó que se adjudicara la obra al ingeniero Abel Pagnard, quien integró la comisión oficial que en 1905 estudió la bahía para establecer un puerto de aguas profundas en Arroyo Pareja. Pagnard utilizó como base para su propio proyecto estos estudios y lo presentó al Estado. El 15 de septiembre de 1908, la ley N° 5574 otorgó la concesión al ingeniero francés quien constituyó en París el 23 de enero de 1912 la Compañía del Puerto Comercial de Bahía Blanca. En dicha sociedad, de la que Pagnard era ingeniero consultor y director de obras del puerto, formaban parte las constructoras Régie Générale de Travaux Publics, Hersent et Frères y varios directivos del Ferrocarril Rosario-Puerto Belgrano. El complejo preveía cinco mil metros de muelles, dique de carena, dársenas, grúas, galpones, vías férreas: sería el mayor puerto de aguas profundas del continente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *