Esta casona, ubicada en Mitre y Humberto I fue originalmente proyectada en 1923 como residencia de la familia del técnico constructor Calixto Barbieri. Fue construida por Dileto Gaudino, en base a los planos del mismo Barbieri. Es uno de los ejemplos más acabados del repertorio pintoresquista de nuestra ciudad. A partir de 1999 forma parte del patrimonio municipal. Fue puesta en valor y por Ordenanza Municipal 2.694 del 12 de mayo de 1999 se convirtió en la sede permanente del Archivo Histórico Municipal, que tiene por objetivos resguardar, preservar y difundir el acervo histórico documental del pasado local. Sus actividades van más allá de la guarda, ordenación, clasificación, preservación y difusión del material. En él se generan investigaciones que involucran el rastreo de nueva documentación que pasan a formar parte de su fondo documental. Su misión es la de inculcar el valor que poseen las fuentes en la divulgación del conocimiento del pasado, comprensión de los procesos históricos y la construcción de la identidad colectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *